Carvalho, problemas de identidad, de Carlos Zanon

16-Mar-2019

SINOPSIS:

Sin saber bien cómo ni por qué, Carvalho anda desgarrado entre Barcelona y Madrid. En Barcelona le quedan los restos de su tribu y el despacho en el que sigue trabajando. En Madrid anda perdido en el laberinto de una mujer casada con un prohombre de la política nacional, y que le ha desestabilizado más de lo que consiguió nadie antes. Quizá se está haciendo viejo o le asaltan —como al propio país— problemas de identidad a todos los niveles: ¿quién eres, Carvalho?, ¿qué quieres?, ¿qué buscas? Estamos en 2017 y las placas tectónicas de la sociedad parecen moverse de un modo inédito. Los problemas de siempre, la desaparición de una prostituta o una vieja amiga que acude en busca de ayuda por un sangriento crimen familiar. En lo personal, la complicidad con Biscúter pasa por horas bajas, y su salud no es la mejor noticia del momento. Y sigue odiando la música moderna y quemando libros.

 

RESEÑA:

 

HOMENAJE

            Largo era el empeño que le cayó en suerte, o que aceptó Carlos Zanón, de esos que dan puro vértigo por la enjundia del personaje, y desde que se anunció, la expectación ha ido creciendo entre los fieles al género. Al fin se desveló el misterio y hay que ser justos con el resultado, porque Zanón no ha “resucitado” a Carvalho, sino que ha elegido el camino de ponernos delante a un detective nuevo, a un hombre no tan nuevo, más bien un tanto viejo y cansado, que de vez en cuando habla del otro, e incluso de El Escritor, como un reconocimiento hacia un Vázquez Montalbán al que conoció y que le tomó a él como modelo para crear a su personaje.

 

            Un salto hacia adelante y sin red, pero con redaños narrativos, que le ha salido bien a Zanón, porque este Carvalho es mucho de Zanón, aunque sobrevivan en el sustrato también muchos de los guiños del que conocimos, algunas recetas, Biscúter y un par o tres de personajes más, cuatro si incluimos a Charo, solo nombrada aquí como si de una particular Dulcinea de chabola se tratase. Eso sí, la trama ha cuajado, porque a los amores de este crepuscular Carvalho por la pareja de un asesor político de ringorrango de Madrid hay que sumarle también la muerte de una anciana y su nieta, y la desaparición de algunas prostitutas en las colinas de Montjuich, allí donde la vida vale menos a medida que ahora se escalan las faldas de la montaña.

 

            Pasa el tiempo, eso sí, Carvalho se debilita, tiene ayudantes, errores tecnológicos, zarandeos entre Madrid y Barcelona, falsas promesas, la fugaz aparición de Juliette Binoche, Biscúter en MasterChef, libros quemados, sexo pero menos, crítica social pero menos, nihilismo pero más, mucho más, y una ciudad que Zanón conoce muy bien y en la que sabido moverse con soltura, ayudado por Pepe pero también por otra media docena de homenajes literarios. El reto ahora está en saber si volverá y cómo lo hará.

            

EL AUTOR:

 

           CARLOS ZANÓN (Barcelona, 1966) es autor de los libros de poemas El sabor de tu boca borracha, Ilusiones y sueños de 10.000 maletas, En el parque de los osos, Algunas maneras de olvidar a Gengis Khan, la antología Yo vivía aquí (1989-2012) y Banco de sangre. En el ámbito narrativo es autor de las novelas Nadie ama a un hombre bueno, Tarde, mal y nunca, No llames a casa, Yo fui Johnny Thunders, Taxi, y del libro de relatos Marley estaba muerto.

Su narrativa ha sido traducida y publicada en Estados Unidos, Alemania, Francia, Holanda e Italia. Colabora como articulista, crítico musical o literario con periódicos, revistas y suplementos culturales.

 

Antonio Parra Sanz 2019

Please reload

Entradas destacadas

Morbo, de Jordi Sierra I Fabra

February 20, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo