El demonio escondido, de José A. Jiménez Barbero

31-Mar-2019

 

Sinopsis:

El aparente suicidio de un adolescente problemático. Una presencia malvada, hambrienta, acechando entre los centenarios muros de un estricto colegio religioso. Una conspiración de silencio. Y el miedo, siempre el miedo, que se palpa, que se huele…

            Augusto Salas, veterano inspector de policía de carácter huraño y solitario, deberá colaborar esta vez con Carmen Reverte, joven y tenaz oficial experta en psicología infantil, a fin de desentrañar los secretos que alberga el siniestro edificio y poner fin a su maldición antes de que se cobre más víctimas.  Pero a medida que avanzan en su investigación, descubrirán que la verdad que se esconde en el interior del colegio es mucho más siniestra de lo que imaginaban y que el Mal puede presentarse bajo las formas más perversas y crueles.

 

Reseña:

 

EL MAL NUNCA DESCANSA

 

            Dicen que la mayor virtud del Diablo fue convencer al mundo de que no existía, para así poder campar a sus anchas entre nosotros, acaso José Antonio  Jiménez-Barbero sepa más del asunto de lo que nos hace creer, no en vano construye una novela en la que el mal acecha por todas partes, incluso hasta ser capaz de provocar la muerte de un joven que se arroja al vacío desde la azotea de un prestigioso, y religioso también, colegio murciano.

 

            Y cuando ya tenemos una muerte, el autor da entrada a dos personajes de profundo calado, el inspector Augusto Salas, un viejo caimán del cuerpo que las ha visto de todos los colores, y la joven oficial Carmen Reverte, experta en psicología infantil y con algunas sombras por equipaje. A ellos les toca investigar la muerte del joven, y adentrarse en un mundo lleno de aristas, el de la educación en un colegio de curas. El panorama ya es lo bastante atrayente como para que el lector acepte el desafío.

 

            Todo va fluyendo, comenzando por la relación humana entre Salas y Reverte, lejos de los estereotipos de otras novelas o películas del género, en los que a veces es muy fácil caer, el autor, que sabe también lo suyo del comportamiento humano, nos deja transitar por las conversaciones, personales y profesionales, y casi nos pide que acompañemos a la pareja investigadora en cada una de sus visitas.

 

            Sorprende, por tanto, la naturalidad de todo lo que se va narrando, la fluidez con la que se cuentan los hechos y la manera en que, poco a poco, tal y como debe ser, se desbrozan los enigmas que provocaron la muerte del joven, los mismos que el mal utilizaba para hacer más palpables sus asechanzas. Estamos, por tanto, ante una buena lectura, sin engaños ni fuegos de artificio, a ratos incluso ante una prosa delicada, que demuestra que la novela negra también puede enfocarse desde la tranquilidad y el sosiego. Una buena experiencia que mereció el Premio Palin de Novela 2018.

 El autor:

 

JOSÉ ANTONIO JIMÉNEZ-BARBERO nació en Barcelona en 1975, aunque actualmente reside en Murcia. Tras varios años como agente de policía, y después, enfermero especialista en salud mental, actualmente ejerce como profesor en la Facultad de Enfermería de la Universidad de Murcia. Obtuvo el doctorado en 2013 con una tesis sobre la violencia escolar y los problemas de conducta en adolescentes, y dirige varias líneas de investigación sobre el tema.

Basadas en la amplia experiencia profesional y académica atesorada a lo largo de esos años, sus obras de ficción abordan la psicología infantil y juvenil desde una visión cruda y realista de su problemática: El niño que no quiso llorar (2015), Confesiones de un psicópata adolescente (2016), El rostro de la locura (2016) y Los viajes de Ariadna (2017). También ha realizado incursiones en el mundo del humor autobiográfico: Desventuras de un padre novato (2017), y el terror: Cuentos Oscuros (2015). 

 

Antonio Parra Sanz

Please reload

Entradas destacadas

Morbo, de Jordi Sierra I Fabra

February 20, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo